Descubre la Puerta de Alcalá de Madrid

La puerta de Alcalá, es un verdadero arco triunfal de tamaño colosal, icono turístico de Madrid elaborado por el insigne arquitecto Francisco Sabatini e inaugurada en 1778, debe su nombre por estar situada en el camino que existía para ir a Alcalá de Henares, se encuentra justo al lado de la entrada al Parque del Retiro.

Esta obra real marca un hito en la historia de España ya que la puerta de Alcalá original deja testimonio de la entrada triunfal de Margarita de Austria en Madrid, esposa del Rey Felipe III, considerados el Rey y a la Reina más poderosos del mundo. La ceremonia efectuada en ésta puerta significo la entrada apoteósica del triunfo y la gloria de la monarca.

La puerta de Alcalá original fue obra de Patricio Cajés, poseía una estructura dividida en tres partes, un arco central y dos vanos laterales, hecha de ladrillos y piedra. Decorada por Juan de Porres y de Alonso López Maldonado, con esculturas de yeso que consistían en armas reales y de la villa, dos figuras representando a Manto y a su hijo Ocno, fundadores de la ciudad según indica la mitología, estas esculturas se deterioraron rápidamente por su exposición a la intemperie. Estaba ubicada más al oeste que la actual, a la altura del cruce de Alcalá con la calle de Alfonso XI.

La puerta de Alcalá actual del arquitecto Sabatini, fue una obra hecha muy meticulosamente y con los materiales precisos que solicito el arquitecto, tiene cinco huecos, los tres centrales de medio punto y los dos extremos adintelados y menores, era el pasos de peatones cuando la puerta de Alcalá era utilizada como verdadera puerta y por ella pasaba el tráfico de Madrid.

Sabatini escogió un orden jónico para las columnas y pilastras que simulan las utilizadas por Miguel Ángel en el palacio de los Conservadores del Capitolio Romano. Posee un ático central perfecto y armonioso que hace ver la grandeza arquitectónica de esta obra, allí se posiciona una lacónica inscripción en letras romanas hecha de bronce que dice «REGE CAROLO III – ANNO MDCCLXXVIH».

La puerta de Alcalá posee una doble mirada hacia la ciudad y hacia su exterior, un soberbio escudo borbónico se visualiza en la fachada que mira al Oriente, sostenido por dos figuras femeninas aladas emblemáticas de la Fama. Tres mascarones en sus tres arcos que representan cabezas de sátiros, espíritus de los bosques y símbolos de fertilidad. Con esculturas denominadas como los trofeos o ángeles, que representan las virtudes cardinales: prudencia, justicia, templanza y fortaleza.

La otra cara de la puerta de Alcalá que mira hacia el occidente o la ciudad, expone la exaltación a la paz y los triunfos del monarca Carlos III, cabezas de león, cornucopias, los capiteles, están labrados en piedra blanca de colmenar,

Junto a Sabatini, trabajaron un escultor español y uno extranjero, Francisco Gutiérrez, quien labro todas las esculturas del lado oriental y Roberto Michel las del lado que mira a Madrid.

Ubicación de la Puerta de Alcalá

Hoy representa un símbolo de Madrid, ubicada en la Plaza de la Independencia, en la zona turística de El Retiro. Para llegar allí puedes acceder desde diversas rutas, si vas en bus tienes las líneas 1, 2, 9, 15, 19, 20, 28, 51, 52, 74, 146, N2, N3, N5, N6, N7, N8. Si vas en metro las estaciones Banco de España y Retiro de la línea 2. También si gustas el aire libre y el ejercicio puedes ir en bicicleta, en las estaciones 60 y 107 puedes tomar una BiciMad.